viernes, 5 de septiembre de 2014

en el lado oscuro


Yo no quería, os lo juro... pero él vino a mí sin yo querelo, ni buscarlo, casi como una imposición. Sí, finalmente he caído en el lado oscuro: lo confieso, tengo un sillyphone (*)


Como recordaréis tengo una relación amor-odio con los teléfonos móviles, sobretodo con los mal llamados 'inteligentes', porque según mi parecer nos han vuelto a todos más idiotas. La dependencia que tiene alguna gente con sus móviles es patológica: van cogidos con ellos de la mano por todas partes, comparten sus cenas y comidas con ellos, siempre a su lado, como si fueran una extensión de sus cuerpos (la futurista -o no tanto- película Her no iba tan desencaminada...).
Pues como os contaba, ahora tengo un chisme de esos. Mi hermana pequeña se ha cambiado el suyo; ahora tiene uno de esos enormes, a los que yo llamo tablephones (a mí no me engañan, eso no es un móvil) y me regaló el antiguo. De hecho es un birria de smartphone pero con eso ya tengo más que suficiente (vale! vale! lo confieso, tengo bastante envidia del iPhone nuevo de Id, pero solo por la cámara y el Instagram).

 

Nada más poner mi tarjeta y abrirlo, mis hermanas y sobrinos empezaron a bombardearme con whatsapps. Y a los 5 minutos, mi hermana pequeña ya había creado un grupo de hermanas. ¡Qué estrés, por favor! además, escribiendo en ese miniteclado, soy más lenta que el caballo del malo. Y como odio hacer faltas ortográficas, borro y reborro el mensaje hasta que queda perfecto, y claro, para entonces la otra persona ya me ha escrito 5 mensajes más. En fin, supongo que a base de práctica mejoraré mi velocidad taquigráfica.
Fui a una tiende Timostar a informarme de algunas cuestiones, y otra vez  me quedó demostrado que el personal que trabaja en este tipo de tiendas pueden llegar a ser de los más borde y arrogante. Además odio llamar y que me llamen las compañías telefónicas, me enferma su agresividad, ese marketing estúpido que intentan colarte a la más mínima. Para eso tengo a Id, que es una crack tratando con telefonistas; sabe como mandarles a la mierda si hace falta.
Sea como sea, espero no acabar convirtiéndome en una de esos zombies de los teléfonos que pueblan cada vez más las ciudades...

 zombies de los teléfonos (foto encontrada en internet)

(*) sillyphone: término creado por dEsoRdeN. Sinónimo peyorativo de 'smartphone'.

Nota post-escrito: Ayer quedé para comer con las Gemelas, y una de ellas ahora también quiere regalarme su antiguo smartphone (que es más bueno y grande que el de mi hermana). ¿Tanta pena doy que todo el mundo quiere regalarme sus sillyphones?


22 comentarios:

  1. és una plaga! Encara que no en vulguis, te l'acaben encolomant d'una manera o altra. I saps el pitjor? He començat a mirar-lo de tant en quant quan estic al bus o el metro!!! Com tots aquells als que odio!!! M'estic convertint jo també en un puto zombie??? aaaaggghhhhhhhh!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooooooo!!! jo també ho he començat a fer!!! em faig por!!! resisteix!!! XD

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. :D la disfressa de telèfon és total! jaja

      Eliminar
  3. "odio llamar y que me llamen las compañías telefónicas, me enferma su agresividad, ese marketing estúpido que intentan colarte a la más mínima. Para eso tengo a Id, que es una crack tratando con telefonistas; sabe como mandarles a la mierda si hace falta"

    Ey! Me siento ofendida! Yo trabajo de teleoperadora (para mi desgracia) en Timoestar y de verdad que recomendaría a todo el mundo que sostiene estas opiniones que probaran a trabajar un mes, aunque sólo fuera un mes, en un servicio de este tipo... Ya podéis ir cargándoos de paciencia porque la gente es MUY desagradable cuando llama por teléfono -posiblemente por el anonimato que ofrece no tener a la otra persona mirándote a los ojos-. Es un trabajo difícil y bastante duro que no todo el mundo puede hacer, aunque la idea general es que el teleoperador es un pringado y no tiene, por supuesto, prestigio alguno.
    Si escucharais las cosas que tengo que oír yo todos los días... ayer mismo estuve como 10 min litigando con una chica que amenazaba baja porque le habían cobrado unas llamadas desde Andorra. Le explico que se lo han cobrado porque son llamadas desde otro país, ¿cuál fue su respuesta?: "¿Cómo que Andorra es otro país? ¡Eso lo dirás tú!". No comments. Juventud, divino tesoro.

    -yo no tengo Smartphone, por cierto, ni interné en el teléfono ni ná, lo miro más que nada para saber la hora por que no uso reloj, y viendo cómo está el tema el riesgo de exclusión social no hace más que alimentar mis reticencias a comprarme uno ;) -

    Saludos y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja no te ofendas.. como en todas las profesiones hay gente buena y mala, y tú seguramente eres de las primeras. Una vez llamé a Timostar y me atendió una chica muy simpática, tal vez eras tú ;)
      Ya me imagino que el trabajo de teleoperadora debe ser muy duro y desagradecido. He trabajado de cara al público y sé que puede ser agotador, y además tienes que soportar a gente lerda y maleducada (¡qué bueno lo de "Andorra es otro país?" XDD) Y como bien dices, el anonimato es muy "valiente" y hace que la gente pierda el respeto por el otro a la más mínima.

      Resiste! no te compres ningún sillyphone! idiotizan a la gente! yo lo tengo pero sin tarifa de internet, solo me conecto vía wifi.

      Gracias por comentar! Feliz finde!! :D

      Eliminar
  4. Amelieeeee, que guaiiii ya tenemos un grupo de amiguitas yupiiiiii ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja qué cabronas! XD y en serio hacia falta poner una foto mía como foto de grupo? xD
      Petons!

      Eliminar
  5. Se empieza con un sillyphone cutre regalado y se termina con un tabletfone... tiempo al tiempo, tú también caerás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas eso! un tablephone nunca! jajaja Aunque en esta vida nunca se puede decir nunca ¬¬'

      Eliminar
  6. jajaja, lo que me he reido leyendo tus palabras. La verdad es que estos móviles "inteligentes" fallan más que una escopeta de feria. Yo por ejemplo, estoy aconstumbrada a tenerlo siempre en silencio y así no me molesta mientras estudio pero como serán las cosas que cuando me dio por ponerle sonido no duré ni un día, tuve que volver a silenciarlo de lo nerviosita que me puso con tanto pitido.

    Yo también soy de las que tardo en escribir (y llevo dos años) porque no soporto escribir con faltas de ortografía y como me coma alguna letra me hace daño la vista.

    Enganchada estoy a mi "Pou" pero como ande entretenida entrando y saliendo, la "caca alienígnena" ya se puede morir de innanición, aburrimiento o suciedad porque ni caso. (Bueno, lo cierto es que nunca se muere)

    Por lo demás, eso de ir por la calle como una zombi de momento no y dónde esté una buena conversación, cine, deporte o lo que sea... al móvil le pueden dar.

    Te deseo una feliz relación con tu inteligente móvil :P

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja yo también lo silencio casi siempre, no puedo con tantos avisos; y cuando voy en tren me pone de los nervios oír continuamente esos silbidos.
      Mis sobrinos y mi hermana también están enganchados a su Pou, yo por si acaso, será mejor que no me haga uno o también me pasaré el día lavándole las caquitas y alimentándolo. Lo mío son más los Angry birds :D
      Espero no terminar como uno de esos zombies... aunque no creo, donde esté una buena conversación cara a cara que se quiten móviles y whatsapps.

      Jajaja gracias! ;)
      Besos

      Eliminar
  7. Ves con cuidado! Se empieza sin querer usarlo mucho y la adicción llega casi sin darte cuenta!

    Un petonet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. El otro día me encontré consultando el móvil mientras andaba por la calle, como una de esos zombies.. miedo me di!! xD

      Petons!

      Eliminar
  8. Ains, siento decírtelo, pero caerás en la trampa y te enganchará a ti también. Estos "bichos" son más potentes que el azúcar y la cocaína juntos!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo.... yo no quiero... pero debo reconocer que el puñetero tiene encanto y seducción. De momento, el hecho de no tener internet (me conecto vía wifi) ha conseguido que no me enganche, pero cuando cambie de tarifa no sé yo...

      Gracias por comentar Tequila!
      Besos :)

      Eliminar
  9. No son los teléfonos los inteligentes o no, sino las personas que se dejan enlazar por ellos perdiendo cualquier capacidad de decisión autónoma.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Se tiene que tener cuidado con las posesiones, porque pueden ser ellas las que acaben poseyéndonos.

      Abrazos!

      Eliminar
  10. Al final todos termináis cayendo...
    A día de hoy diré que odio los tablet movils esos de los que hablas, espero no comprarme yo uno mañana.
    Muchas veces no leo los grupos de whatssap, me agobian bastante. Supongo que tienen su practicidad (No podemos negar que la tienen) pero son taaaaaan coñazo cuando estás a otras cosas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que caer, nos han empujado a todos... El mundo se ha vuelto un poco loco.
      ¿Cómo no han de agobiar? es como si tuvieras a 10 personas hablándote todo el rato sin parar. De momento tengo poquitos grupos, y no molestan demasiado. Pero si lo hacen no dudaré en silenciarlos, muajaja
      Un beso! :)

      Eliminar