martes, 9 de diciembre de 2014

romper rutinas


Tras la semana maratoniana, como era previsible, caí enferma. Primero una gastroenteritis y después, un resfriado. Esto, sumado a una semana de lluvias y horarios interminables, me robaron las ganas y la inspiración para escribir en el blog y comentar los ajenos. Se lo comenté a Id y ella también me confesó que se sentía desmotivada; debe ser cosa del invierno y las tardes sin sol. Pero tranquil@s, este no será uno de esos post donde explico que estoy pensando en cerrar el blog; y es que todo bloguer@ -como comentamos una tarde con el chico dEsoRdeNado- tiene alguna vez la tentación de escribir ese post para hacer que los comentarios le suban la moral o la autoestima bloguera.
Ante tal bajón, consecuencia del frío y de la aburrida monotonía, Id y yo decidimos romper un poco con nuestras rutinas diarias. Porque lo que he comprobado este último mes, es que la gente parece adorar ciertos automatismos, que vale, entiendo que les den confianza, pero que pueden convertir su vida diaria en un insulso y eterno día de la marmota. Me explico. Cada mañana cojo el tren a la misma hora, y claro, como yo, muchas personas más. He observado que mucha gente siempre sube en el mismo vagón y se sienta -o lo intenta- en el mismo asiento cada día. Así que se podría decir que ya nos conocemos todos, ni que sea de vista. Nos miramos y nos reconocemos, pero no nos saludamos. De camino al trabajo, también repito cruces con las mismas personas, en las mismas calles. 
Para huir de esta rutina marmotil, voy cambiando de vagón según el día, e invento nuevas rutas para llegar al trabajo.  


Esta semana, para sacudirnos la desmotivación, Id y yo -a pesar de la lluvia- quedamos para comer con una de las Gemelas y después nos fuimos de compras. Ya tenemos varios regalos navideños comprados. Y es que con tantas luces, escaparates adornados, villancicos por los altavoces, es imposible que no te afecte el ansia consumista de estas fiestas. Aunque no necesito que sea Navidad para entrar en un Tiger y tener ganas de comprarme todas las chorradas que venden en la tienda. O en Vinçon y querer ser rica para llevármelo todo a casa.
Cuando llegamos al Passeig de Gràcia estábamos tan cansadas, que sólo vimos una parte de la Shopping Night Bcn, una fiesta muy molona, de diseño y consumista, ideal para potenciar esa imagen de ciudad-escaparate en que se ha convertido Barcelona.
El viernes, quedé con mi hermana y mis sobrinos del pueblo que vinieron de visita a Barcelona. Mi sobrina-ahijada sigue haciéndome chantaje emocional siempre que me ve, para que vuelva al pueblo, pero igualmente me encantó verlos y abrazarlos.

Mercantic

El sábado tocó visita, de nuevo, al Mercantic, donde acompañamos al primo de Id y su novia a buscar muebles. Al final ellos no se compraron nada y nosotras nos marchamos cargadas de bolsas. Y es que Id tiene un par de sesiones infantiles pendientes y buscaba material para hacer unos complementos muy originales. ¡Mirad que árbol y que letras más chulas hizo!


Y por la tarde, Arale nos llamó para preguntarnos si queríamos acompañarla al Ikea, y claro, nosotras no sabemos decir que "no" a una excursión al Ikea.
Y el domingo, por fin fue un día de relax. De salir a pasear por la feria de Santa Llúcia y de tomar un aperitivo al sol. Además Id me hizo English muffins para desayunar. ¡Estaban ríquisimos!


Este año, de momento, voy tolerando el rollo pre-navideño; pero lo que ya no llevo tan bien es tanto viento y tanto frío, brrrrrr...

22 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Es toda una artista! yo siempre le digo que es como Macgyver xD

      Eliminar
  2. Nooooooo! Noo taanquis! No tanq... ;P

    I encara tindràs la barra de dir-me que no esteu sempre fent coses super 'xules', i que "només ho sembla"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja ara el següent en fer un post-amenaça de tancament hauries de ser tu ;P
      Ei, que tu també fas coses super xules sempre! que si concerts, festivals, nits de ballaruques... ;)

      Eliminar
  3. (jo també intento anar canviant de rutines. Aquesta nit, per tornar a casa, he canviat de trajecte de metro, precisament per variar una mica i no tenir aquesta maleïda sensació de Día de la Marmota)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. doncs realment funciona, perquè així obligues al cervell a estar més atent, enlloc d'anar amb el pilot automàtic posat.

      Eliminar
  4. el frío te quita las ganas de todo, es verdad, hay que animarse a salir, o nos convertiríamos en osos hibernadores. son pocas semanas de frío, de todas formas, al menos por aquí abajo, así que se agradece, yo lo llevo bien, vamos. además, te arreas un par de english muffins de esos tan apetecibles y tienes energía ya para toda la jornada! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, suerte que son pocas semanas de frío! creo que no podría soportar los inviernos nórdicos... Para animarme me digo que después de Navidad, el día empieza a alargarse y vamos ganando horas de luz.
      Ais...! suerte que nos queda el chocolate caliente y los english muffins ;D

      Eliminar
  5. Jejejeje, me ha encantao el árbol de palés y esos muffins....mmmmm.... Joyita tu Id., como tú. Qué majas sois :) Ya sabes que el ambiente prenavideño tampoco me apasiona, a pesar de ser madre, pero como tú, lo voy tolerando. Ya queda menos para que lleguen las Navidades (horror), pero también para que pasen de largo ;) Así que saquemos lo positivo de ello!!
    Abrígateeeeee!!!!!! Abrazos de sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias! :D la verdad es que tengo mucha suerte porque a Id le gusta cocinar y es una manitas.
      Cuando hay niños en casa, la Navidad se vive con más alegría porque la ilusión de los peques es contagiosa. Pero sí, espero que pasen rápido, jaja
      Un abrazo calentito! :))

      Eliminar
  6. Amelieeeeee, que buenos planes, solo os falto ir a la Feria Medieval de Vic jo jo joooo. Te extrañooooo.
    Fotógrafa, me EN-CAN-TAAAAA instagram.
    Besos a tutiplén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja si en Vic hiciera menos frío hubiéramos venido ;) Tenemos que quedar antes de Navidad, eh? (el finde que viene?)
      Sabíamos que te encantaría instagram, es la app ideal para ti jajaja
      Petonets!

      Eliminar
  7. YO odio el frío, y no me extenderé más porque es la misma cantinela de cada año. Yo también tengo una crisis de estas de rutina pero poco a poco, con pequeñas chorradas como las que comentas, voy saliendo. Cuando odiamos las montañas rusas, porque la vida es un desorden, y cuando es demasiado estable, nos agobiamos por lineal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el frío y la rutina son lo peor!! pero los pequeños cambios, como decía el capità Enciam, son poderosos, jaja Pero sí, somos tan contradictorios que cuando nuestra vida es estable nos aburrimos, y cuando es un caos, desearíamos tranquilidad.
      Un beso!

      Eliminar
  8. ¿Quién puede decirle no a Ikea?
    ¡Es genial comprar regalos navideños!
    Espero que te recuperes pronto, si no ya lo has hecho :)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja tú también eres una Ikeafan, eh? ;)
      Si tuviera dinero, arrasaría en tiendas como Tiger, Ikea, Vinçon... sería un peligro, vamos xD
      Gracias! todavía arrastro un poco de resfriado pero pronto acabaré con él.
      Besos

      Eliminar
  9. Menudo tiempo de perros que os ha hecho allá por Cataluña. Menos mal que has encontrado una forma de tomártelo con otra filosofía.

    Muy cuqui el mercadillo y el árbol,

    Yo el rollo pre-navideño bien pero porque de momento no me expuesto demasiado ni he tenido que escuchar muchos villancicos, pues eso de entrar en una tienda y que me casquen esa música, a mi por lo menos se me quitan las ganas de ver nada.

    Con las canciones tan chulas que hay por ahí, ya podían pasarse el personal por tu blog y copiar el repertorio musical que nos ofreces en cada una de tus entradas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miércoles no pude volver a casa hasta media tarde por culpa del viento, porque varios árboles cayeron sobre la vía. Todo muy apocalíptico, jaja Por suerte, a finales de la próxima semana vuelve el anticiclón! ueee!!

      Tengo una amiga que trabaja en una tienda de juguetes que está a punto de enloquecer por culpa de tanto villancico por el hilo musical, la pobre... Respecto a otros años, voy tolerando mejor el rollo pre-navideño, pero esta semana promete.... (todavía me faltan algunos regalos).

      jajaja eso! en lugar de villancicos everywhere, deberían poner una playlist de mi cosecha propia ;D
      Besos!

      Eliminar
  10. No sé en Barcelona, pero en Madrid el rollo preNavideño es un agobio, no hay quien se mueva por las calles.
    Me alegro de que estés mejor de las enfermedades varias. Y sí, es cierto que automatizamos conductas, diría que no hacerlo es inevitable, pero está bien intentar dejar aunque sean unas pocas cosas a la improvisación.
    Me ha hecho gracia esa teoría vuestra de lo de dejar el blog. Yo lo que pienso es que siempre llega un punto en que te cuestionas hasta qué punto escribes para ti o para que te lean, cómo te influye el hecho de que los que empezaron siendo desconocidos ahora ya no lo sean tanto, etc. Al final lo importante es que cada uno bloggee cuando y cómo lo necesite. Entender que no tenemos obligación de contar nada a nadie por aquí, pero que podemos hacerlo si queremos. El post de "voy a dejar el blog" supongo que viene mucho de cuando creemos no estar a la altura o no merecer la pena para los demás, pero siempre llega el momento en el que lo necesitas por ti y lo retomas, e importa una mierda el resto.
    Muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Barcelona también pasa lo mismo, así que estos días -siempre que puedo- evito el centro.
      jaja nuestra teoría es compatible con tu reflexión. Tod@ bloguer@ pasa por las etapas o momentos que has descrito. La verdad es que escribir te hace replantearte muchas cosas.
      Besos :)

      Eliminar
  11. Menudo desayuno rico te preparó!

    Es una buena solución lo que comentas, para no caer en "el día de la marmota", yo intento alternar diferentes transportes públicos, para evitar precisamente eso.

    Petonets!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siií!!! y dice que pronto me volverá a hacer más english muffins, jeje

      Está bien eso de variar de transportes públicos. Toda iniciativa que sirva para evitar la rutina marmotil es buena ;)

      Petons :)

      Eliminar