domingo, 22 de marzo de 2015

Equinoccio


Equinoccio, época en que los días son iguales a las noches en toda la Tierra. Época en que algo empieza a despertarse, a arrancar. Hambre de comerse la vida, de querer hacer mil cosas, de aprovechar los mediodías al sol, aunque en estos lares la primavera ha empezado llorona.
La lluvia primaveral siempre me ha parecido más soportable, aunque me deje el pelo hecho unos zorros. Ayer tenía una cena en casa de unas amigas y osaron decirme que les gustaba mi look hortera-rizado. En fin...., suerte que dentro de una semana me lo cortaré.
La vida empieza tener ese ritmo acelerado que tanto me gusta (comidas con amigos, conciertos, festival de jazz, exposiciones...) pero mi espalda no opina igual y me envía sus quejas vía una contractura muscular que me ha tocado la moral durante toda una semana. Necesito hacer algo de deporte ya. Me estoy empezando a hacer viejuna, aunque como cantan los Hidrogenesse, los viejos son el futuro.


La primavera me ha activado todavía más las ganas de leer. El otro día me pateé el barrio para ir a buscar un libro de Patrick Modiano a la biblioteca. La noche antes comprobé que estuviera disponible en préstamo. Al llegar a la biblio, sin embargo, no lo encontraba. Resulta que alguien lo había cogido justo hacía unas horas. Me hizo bastante rabia, pero ese es el efecto Premio Nobel: la gente siente curiosidad por conocer la obra del premiado y eso, como admiradora de Modiano, me alegra. Así que reservé el libro (Un circo pasa) y otra de sus novelas (La hierba de las noches). 
Por las mañanas, cuando voy en el tren, me fijo en los libros que leen los otros pasajeros. Una mañana, me llamó la atención el título de una novela que leía la chica que tenía sentada enfrente, Nada se opone a la noche, de Delphine de Vigan. Lo busqué en la biblioteca y lo devoré en pocos días. En cierto modo me recordó al documental de Sarah Polley, Stories we tell, del que ya os hablé en el blog. Siento fascinación por las historias familiares, sobretodo si tienen algo de autobiográfico, porque al fin y al cabo acaban siendo ejercicios metaliterarios, reflexiones sobre como nos contamos el relato de nuestras vidas, sobre la maleabilidad de la memoria y la necesidad del olvido.
No sé si -como me pasó a mí- leer esa novela en el tren despertó la curiosidad de algún otro viajero, pero al querer renovar el libro para releer algunos pasajes me encontré que otro usuario lo había reservado desde hacía tiempo. Devolví la novela a tiempo, con la curiosidad de saber que lector/a la estaba esperando con ansia. Estuve a punto de dejarle una nota escondida entre las páginas del libro explicándole mi parecer sobre la novela. Tal vez la próxima vez lo haga...

Hablando de libros, el otro día me compré una camiseta de Virginia Woolf. Ya tengo ganas de estrenarla. ¿Si una puede llevar camisetas de grupos de música, por qué no puede hacer lo mismo con sus escritores favoritos?

17 comentarios:

  1. Pues a mí hoy mis amigas me han dicho que tengo alguna cana... como osan! Mi espalda también me está pasando factura, aunque haga deporte de piernas.
    La última novela que leí, fue también sin saber nada de ella, sólo porque oí a la librera que la recomendaba a un abuelo como una historia universal recomendadad de 10 a 100 años: La evolución de Calpurnia Tate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pues a mí me lo dijo la peluquera y a la semana siguiente me teñí.
      Esas recomendaciones cazadas al vuelo son las mejores. He leído la sinopsis de "La evolución de Calpurnia Tate" y pinta pero que muy bien! me la apunto en mi lista de pendientes :D

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿A que sí? a mí también me encantó :))

      Eliminar
  3. Si los libros cuentan tantas historias y tantas vidas, por qué no pueden tener vida ellos mismos?
    Lo de dejar notas en los libros mola, pero en plan "cadáver exquisito", daría al menos para un relato.
    Saludos y feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! además algunos libros contienen más vida que muchas vidas juntas.
      Me gusta la idea de las notas a lo cadáver exquisito, el resultado final seguro que sería, por lo menos, sorprendente.
      Feliz semana a ti también Skuld!! :)

      Eliminar
  4. Guarapi, que llegue la primavera de una vez!!! ainsss tengo ganas de que vayamos a comer helados.
    Pd: Hola fotógrafa...esta llegando la luzzzzzzz jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este finde llega seguro, ya lo verás!! además habrá cambio de hora y los días se alargarán!! helados!! helados!!!

      Pd: la fotógrafa dice: "no vayas hacía la luuuzzzz" jajajajaja

      Eliminar
  5. M'has fet pensar de quins escriptors em compraria samarreta: Kerouac seguríssim, Nietzsche, Salinger, Kiko Amat...

    que arribi la primavera de veritat ja, collons!!

    PD: Què maca la lectora anònima de la foto robada... :)_____

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doncs estàs de sort, perquè vaig veure una samarreta de Kerouac a La Central del c. Mallorca! jaja http://www.lacentral.com/web/objetos/?id=4049986816621
      Aquí la tens en detall: https://factoide.files.wordpress.com/2010/10/on-the-road.jpg
      És que jo sóc molt fan de col·leccionar samarretes ^^

      Crec que avui s'acabaran les pluges! i a més aquest cap de setmana canvien l'hora!! ueee!!!

      Pd: ei, la pots penjar a les muses, eh? ;D

      Eliminar
    2. Oh! I del meu llibre preferit de la història dels llibres! :P Jo tinc desenes de samarretes de grups de música, m'encanta col·leccionar-les, com a tribut, i per tornar en forma de publicitat gratuïta les satisfaccions que em donen

      Buf! Què megaduríssim se'm va fer el diumenge! Per què collons no canvien l'hora un dilluns? Per què collons sempre ens hem de menjar els marrons (maratons, obres, busos cada 25'...) els del cap de setmana? (però ara mola molt que a les 20h sigui de dia! Yuuujuuuu!! ;D)

      PD: jeje

      Eliminar
  6. Vaig de cul! Una cosa : exposició Pomés a la Pedrera !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies per l'avís! no sabia que feien aquesta expo a la Pedrera :))
      Ànims! ;)

      Eliminar
  7. qué será? la primavera?
    a mí también me crecen por dentro las ganas de leer como loca
    pillé el otro día un libro llamado 'Poesía para niñas bien' (de Txus García) y me ha hipnotizado como cuando ves correr ríos de sangre y no sabes por qué pero sigues mirando...
    y el otro día entré en una tienda y enganché 'La pequeña comunista que no sonreía nunca' y me senté a devorarlo hasta que se hizo muy tarde y debía elegir entre irme a casa o robarlo e irme a casa.
    y opté por la primera opción (de momento)

    quiero que la primavera venga y me despeine. pero bien. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la primavera tiene que ver, por lo menos en mi caso me activa las ganas de todo ^^
      Txus García es brutal! si te gustó su libro tienes que verla recitar sus poemas en directo! es genial!
      Me encanta el título de "la pequeña comunista que no sonreía nunca", te invita a leerlo. Muy fan de leer libros en una librería y no comprarlos jaja Me apunto el libro para futuras lecturas ;)

      Ya está aquí begusa! preparate para despeinarte :))

      Eliminar
  8. Yo el último libro que me he vuelto a releer y que además he regalado es "La sal de la vida" de Anna Gavalda. Es cortito y te quedas con ganas de más, a parte de las situaciones cómicas que se relatan en él.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me lo apunto en la lista de pendientes. He leído varios libros de Anna Gavalda y me han gustado mucho.

      Abrazos! :)

      Eliminar