lunes, 21 de octubre de 2013

el asiento amigo

Compartment C, car 293 Hopper, 1938

Renfe ha pervertido mi idea de puntualidad: ahora siempre deseo que lleguemos más de 15 minutos tarde para conseguir un billete gratis. Y la verdad es que es un deseo que suele cumplirse a menudo (sí, he vuelto a viajar gratis varias veces)
Pero el otro día cometí un error: escogí mal el vagón. Me explico. Cuando en un vagón hay un cómputo de niños superior a cinco ya la has cagado; en menos de media hora aquello se convertirá en un chiquiparck lleno de gritos infantiles y de niños saltando como monos por el pasillo. Y no importa lo fuerte que pongas el volumen de tu iPod, la voz de los niños tiene una frecuencia tan alta que supera cualquier barrera acústica. No exagero, lo he vivido. Es lo que ocurre cuando coges un tren lleno de niños salidos de la Festa dels Supers que este fin de semana se celebró en Barcelona. Y si a eso le sumas una pandilla de quinceañeras que vienen de compras y con el nivel hormonal subido ya es la bomba. (¿Me estaré volviendo una sociópata quisquillosa o simplemente una amante acérrima del silencio?) 
Por suerte este tipo de viajes son poco frecuentes. He notado un aumento del silencio y el civismo en los trenes (eso me ha hecho recuperar un poco la fe en la gente). 
Viajar sola y que tu desconocid@ compañer@ de asiento  se te ponga a hablar puede ser "peligroso". Si esa persona se empieza a hacer pesada o simplemente no te gusta, tendrás que soportar su conversación -y algún que otro silencio incómodo- durante todo el viaje. Aunque a veces puedes toparte con una desconocida agradable, como me sucedió hace unos días. 
Mi compañera de asiento me preguntó cuando llegaba nuestro tren a la ciudad X y yo le respondí educadamente. Eso llevó a otra pregunta y finalmente me acabó contando su historial de aventuras y desventuras con Renfe. Hasta aquí yo había estado un poco recelosa pero cuando sacó ese tema  tocó mi fibra sensible, ya que las dos compartíamos  indignaciones y fobias renfiles similares. Y ya sabéis que no hay nada que una más a los seres humanos que las adversidades. 
Cuando casi habíamos llegado a su destino ya me había explicado gran parte de su vida: sus problemas laborales; sus malabarismos para compaginar trabajo y vida familiar; su sentimiento de culpa por no poder disfrutar de más tiempo con sus hijas; lo cabrones que eran sus jefes... Cuando llegamos a su ciudad nos despedimos y ante mis deseos que alguno de sus problemas tuviera una pronta solución, me respondió con una amplia sonrisa: "¡Ya te contaré!". Y me imaginé que el resto de pasajeros que escuchaba nuestra despedida debió pensar que eramos viejas amigas o unas conocidas que compartían habitualmente el mismo trayecto.
Cuando el tren reemprendió su viaje me di cuenta que ni siquiera nos habíamos dicho nuestros nombres y que en realidad ella sabía muy poco de mí y yo mucho de ella.  Era evidente que esa mujer estresada necesitaba hablar con alguien y ya se sabe que hacerlo con desconocidos es mucho más fácil. Además no sé que tengo en la cara que  hace que la gente siempre acabe explicándome sus problemas.
Si fuera psicóloga le propondría a Renfe que ofreciera un nuevo servicio a sus clientes: el asiento amigo. Una especie de diván/asiento en cada vagón para quien lo necesite pueda desfogarse de sus problemas existenciales -o de su simple odio e inquina hacia Renfe- con la ayuda de un profesional.


25 comentarios:

  1. Acabo de leer y escribo escuchando la música disco de mi vecina (educada como D. manda, según sus propias palabras), con la que no hay nada que se pueda solucionar. Cuando no está me parece maravilloso "el silencio". Por otra parte, últimamente no he viajado en tren tan a menudo aunque sí algunos trayectos de 8-9 horas. Así es que comprendo y comparto el tema :(.
    Me parece buena idea lo del asiento amigo :). La veo innovadora y útil pero me parece que los de Renfe no la considerarían ni siendo psicóloga.
    ¡Ah! y en tu caso, no creo que sea algo que tienes en la cara la razón por la que la gente siempre acabe explicándote sus problemas. Debe ser algo que está más allá de la presencia o del contacto personal, de tu lenguaje corporal, de la voz o del diálogo oral y directo. Debe ser un maravilloso don que tienes y que se manifiesta en letra o en persona (http://segundasoportunidadesblog.blogspot.com.es/2012/08/en-letra-o-en-persona.html) :).
    Petons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las cosas más odiosas de vivir en una ciudad son los malos vecinos. No lo supe hasta que me instalé en mi primer piso en Bcn (en el pueblo vivimos en una casa, así que no tenemos vecinos ni arriba ni abajo).
      En un viaje en tren de 8-9 horas puede pasar de todo! jaja
      Pues sería una lástima que Renfe no sospesara la idea, está todo tan fatal que, ahora más que nunca, necesitamos que nos escuchen y comprendan.
      No sé donde reside ese don pero siempre me ha gustado escuchar a los demás e intentar ayudarles. No entiendo porque a la gente le cuesta tanto escuchar, ¿tan egoístas nos estamos volviendo?
      jaja he vuelto a releer ese post, y sí creo que los blog tiene algo maravilloso y es que te permiten conectar con gente que de otra manera no llegarías a conocer nunca.

      Petons!!

      Eliminar
  2. Ops... parece una de esas experiencias que al principio te quedas parada, pero que con el tiempo lo recuerdas con especial cariño (y sin conocer a la persona)

    Al final hoy solo he visto una película en el cine: "El mayordomo"... la trama es muy lenta, pero es muy interesante, en mas de una ocasión se me ha encogido el estomago (eso resume la película).

    Ha seguir viajando gratis pero en otro vagón que no haya mucha xerinola

    Saludos y a pasar buena semanita!!! (Mañana ya martes :D )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pregunto si alguna vez volveré a coincidir con mi desconocida... por lo que me contó, es bastante probable si vuelvo a coger el tren a esa misma hora.

      Vi el trailer de "El mayordomo" y me quedé con esa misma sensación en el estómago. Tengo ganas de verla, pinta muy interesante.

      jaja gracias a la impuntualidad de Renfe puedo tirarme un año viajando gratis! y sí, la próxima vez elegiré mejor el vagón...:s

      Abrazos y feliz semana! ( y vigila con las multas! ;D)

      Eliminar
  3. No hay mal que por bien no venga (Menos mal que Renfe siempre se retrasa en este caso, jajaja). Sí que fue un vagón odioso pero de no haber ido en él no hubieses coincidido con esa desconocida. Qué cosas tiene la vida.

    Molts petons!!!

    PD: Vaig passant la info... li vaig dir al DJ i m'ha donat aquest enllaç.
    http://www.budweiserlive.es/concierto/178/kakkmaddafakka-music-hall
    (Al Music Hall no te cap contacte)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que ya sé que trenes se retrasan más...muajaja (risa perversa). El día del vagón odioso no fue el mismo que el de la desconocida, ¡ojalá! el viaje hubiera sido más leve...!

      Petonets!! :D

      Pd: jajaja dóna-li les gràcies a aquest DJ tan maco! ;) a veure si al final puc anar al concert dels Kakkmaddafakka!

      Eliminar
  4. Escribas de lo que escribas siempre me resulta entretenido leerte. Eso del asiento amigo me parece una buena idea, aunque me recuerda un poco a una opción que hay en mi universidad de tener un consejero en la carrera que siempre me ha sonado un poco a "cómprate un amigo", pese a que no sé muy bien cómo va.
    Yo he tenido experiencias similares en el tren. La última vez que volví de Alicante, poco después del accidente de Galicia, me tocó de compañera una mujer mayor que además tenía miedo de viajar. Y yo quería leer o escuchar música, pero a ella le daba igual que me pusiera los cascos o tuviera un libro en la mano: no aguantaba cinco minutos sin sacarme conversación. Al final tuve que rendirme y me pasé el trayecto escuchando cosas sobre sus hijos, su marido, su familia, sus vacaciones... de vez en cuando me preguntaba sobre mi y trataba de contestar de la manera más escueta posible. Al llegar a la estación también nos despedimos. Abrazó a su marido y, por suerte, no me lo presentó. Aunque así, buscando una experiencia más positiva, también recuerdo cuando volvía del Low cost hace unos años, que coincidí con una chica en el autobús de más o menos mi edad que se había vuelto antes de las vacaciones con sus amigos. En esa ocasión me alegró compartir alguna que otra conversación, y nos dimos el twitter (aunque después no volvimos a hablar) pero con lo largo y pesado que era ese viaje, y teniendo en cuenta que en el bus no puedo leer (fui en bus porque ue a última hora y precipitado) lo agradecí.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cé! :)
      Sí, eso de tener un "consejero" en la carrera suena un poco paternalista. En mi universidad no teníamos de eso pero supongo que está bien que exista por si alguien lo necesita.
      Yo también he tenido alguna experiencia similar con gente mayor. Tú tratas de seguir con tu lectura o escuchando música pero ellos te interrumpen continuamente porque quieren hablar contigo. Una vez una señora mayor me pidió que le leyera los sms que le enviaba su hijo porque ella no sabía utilizar el móvil. Y después le tuve que explicar con un mapa como llegar a su destino.
      La experiencia con la chica del bus ya parece más interesante ^^ Yo tampoco puedo leer en los buses, me mareo, así que en esas circunstancias se agradece poder charlar con alguien de edad e intereses similares.

      Besos :)

      Eliminar
  5. ah, doncs seria un bon servei. El que és clau a trens, metros, busos, avions... és evitar nens i 'polinganeros' que criden i posen reggaeton pels altaveus del putomóvil!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja els que posen reggaeton pels altaveus són els pitjors!!! grrr... Un dia una dona que em recordava a la Rahola li va cridar l'atenció a un d'aquests i el va "obligar" a apagar al música. Tota una heroïna dels transports públics! XD
      Un fet digne d'estudi per als sociòlegs seria la diferència entre la gent que agafa Renfe i la que agafa els FGC a la línea del Vallès. La diferència és brutal!

      Eliminar
  6. Només dic La-vida-d'A-dé-le. Sense paraules. Room in rome ha quedat de nens amb panyals

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooohhh!!! no saps les ganes que tinc de veure-la!!!! havíem d'anar aquest diumenge però al final no va poder ser. I com que vull veure-la amb l'Id i les nostres agendes són difícils de quadrar no sé quan podrà ser.... snif, snif.... :'(

      Pd: va ser el vostre aniversari, no? Moltes felicitats!!! :D

      Eliminar
  7. Aún no he visto "La vida de Adele", pero hace tiempo que pienso que "Room in Rome" fue una "ocasión desaprovechada". La vi 4-5 veces en el cine y otras tantas (o más) en casa. Tiene aspectos muy meritorios pero otros, inclusive como película en general, son flojos.
    Ya que he entrado a comentar de nuevo, más cositas (2x1 ó 3x1 :)). Retomando temas del post. ¿Por cuáles razones algunas (o muchas, quizás, no sé) personas hablan o se empeñan en hablar con otra(s) que viaja a su lado? Supongo que alguien lo habrá estudiado. Me vienen a la mente varios recuerdos, unos más recientes, otros no tanto. Hace casi 30 años, en un autobús de línea metropolitana (no sé si se utiliza esta palabra) una anciana me comentó algo mientras yo iba de pie y ella sentada, al rato me senté, tras desocuparse, en el asiento a su lado y llegó a contarme cosas tan interesantes que decidí no bajarme en mi parada y seguir hasta que ella se bajara, agotando hasta el último segundo. Ella era una de las pocas personas (entre miles) que sobrevivió al bloqueo durante la segunda guerra mundial de esa ciudad. El otro recuerdo es más difuso y colectivo, y fue una recomendación que escuché tras el 11S. Algo así como saludar y entablar conversación con tu compañero/a de viaje.
    Imagino que no soy la única a la que le ha gustado el premio a Annie Leibovitz, sus palabras como fotógrafa y especialmente el haber recordado a Susan Sontag. Como admiradora de Annie L, amante de la fotografía y de otra(s) mujer(es), me siento reconfortada a pesar de todo :).
    Creo que he regresado a comentar porque este blog es un buen compañero de viaje. Y temo perderlo.
    Petons! Solo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotras tampoco la hemos visto todavía. ¡Y no será por falta de ganas!! (snif...) Teníamos que ir el domingo pero no pudo ser...

      Yo también me pregunto lo mismo. Supongo que hay gente que necesita hablar, o le gusta hacerlo, con sus compañeros de viaje. Eso no me desagrada, incluso lo encuentro muy humano, mientras la persona de al lado no sea demasiado "cargante".
      ¡Qué interesante debía ser la charla con esa anciana para que decidieras pasar de tu parada! :) es un bonito recuerdo.

      ¡El premio a Annie Leibovitz merecidísimo! me gustó mucho su discurso y ese recuerdo para Susan Sontag, que unos años antes también había recibido el Príncipe de Asturias.
      Ya sabes que puedes regresar por aquí siempre que quieras :D Este blog no sería nada sin vuestros comentarios!

      Petonets!

      Eliminar
    2. Gracias Hiro. Solo comentar que acabo de ver la peli. Mi parte racional ha tenido que controlar a la emocional y en una escena (que no voy a especificar, no spoilers) decir "tranquila, es la vida de Adele, no la tuya". Y al terminar la película hice algo inusual en mí y le dije a la mujer que estaba en el asiento detrás del mío que la película es, como dicen algunxs, "brutal, como la vida misma", le comenté de esa escena y coincidimos en que la volveremos a ver (tranquilidad, no iremos juntas, no intercambiamos nada, era muy interesante pero "inligable" ;)).
      Espero que de aquí a un tiempo, Hiro nos deleite con una entrada y "destripemos" la vida de Adele con mucho amor.
      Petons! Solo

      Eliminar
    3. No sabes las ganas que tengo de ver la película para poder comentarla con vosotras! :) Debe ser realmente intensa para sentir la necesidad de comentarla con una desconocida.
      ¿Todo el mundo la ha visto menos yo?! :'(

      Petons!

      Eliminar
  8. Jajaja, oye, pues deberías explotar esa faceta. "Psicólogos en marcha", esa mujer se fue a casa mucho más feliz y no es nada fácil decicirte a contar tus problemas a un desconocido, será que transmites confianza, aunque supongo que hay gente que en cuanto se les da un poco de cuerda no paran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pues con lo mal que está el tema laboral no lo descarto Oski ;)
      Me consuela pensar que esa mujer bajó del tren mucho más tranquila y feliz, aunque creo que le hubiera soltado el mismo rollo a cualquiera. El estrés le salía por la orejas!

      Gracias por pasarte por aquí y comentar :)

      Eliminar
  9. Muy interesante tu blog. La historia me ha gustado, la verdad es que yo también viajo bastante en tren y también me ha pasado que conoces a alguien que te cuenta su vida y luego no puedes ayudarle.
    En el caso de las quinceañeras revolucionadas, jaja mas o menos mis amigas y yo parecemos esto cuando subimos a un vagón.
    Me pasaré pronto, si quieres pasarte mi blog es:
    http://uultimosuspiro.blogspot.com.es

    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Martina! :) Cuando se coge habitualmente el tren se tienen mil anécdotas parecidas para explicar, verdad?
      ¿Así que tú y tus amigas os comportáis igual? mmm... jajaja seguro que no, esas quinceañeras eran lo más ruidoso que he oído en mi vida XD
      Cuando pueda me paso a hacerte una visita :)

      Saludos!

      Eliminar
  10. Bestial la peli! Estic impacient perque la veieu i comentar. Com than dit hi ha una escena que em va fer angoixa.
    He estat 48h sense móbil , quasi em mooooro,avui estreno :)
    Siiiii,gracies!! Quina memoria , va ser el nostre aniversari. Ara en falta al novembre el meu cumple i l'aniversari de casament. Ens escaparem sense nens yihaaaa!! O ai,ai,ai , ja veurem jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaaarrrrr....! jo sí que estic impacient per veure-la!!! i per poder comentar-la després amb vosaltres!!
      jajajaja així que ets una addicta al móbil, eh? a mi em passaria el mateix si estigués 48h sense internet (noooo!!!) Feliç estrena! ;)
      El nostre aniversari de parella també és al novembre :)

      Gaudiu molt d'aquesta escapada juntes! encara que ja veureu com al segon dia ja esteu enyorant als vostres peixets :)

      Eliminar
  11. Feliç aniversari parelleta!! Mola tenir aniversaris i coses a l'hivern, ja que l'estiu ja es en si una festa :)
    PD: 2dies sense internet//móbil i ja anava desorientada i amb les butxaques plenes de paperets grrrr

    ResponderEliminar
  12. Pues mira la idea del asiento amigo no me parece tan mala pues ha habido ideas que parecían muy chorras y luego, menudo éxito.

    Yo que tú la patentaba que nunca se sabe ;)

    Por cierto, si alguna vez coincidieramos en el tren y me sacaras el tema de los niños, tú o cualquier otra persona ,ya tenemos tema de conversación para rato

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tendré que hablar con "mis amigos" de Renfe, a ver que les parece la idea ;)

      jajajaja sí, creo que podríamos charlar del tema durante horas! ¿por qué los niños de hoy en día son tan maleducados? o mejor
      dicho ¿por qué los padres de hoy en día piensan que todos tenemos la obligación de soportar a sus retoños?

      Un beso :)

      Eliminar