martes, 10 de julio de 2018

como un oasis


foto: hiro 

El otro día me pidieron que explicara la historia de como conocí a Id. A la gente le encanta que le explique esa historia. Una de las oyentes dijo que eramos muy "cuchis" y que nuestra historia era muy de "los noventa". Me hizo gracia. 
También me hizo acordarme con nostalgia de esa época en que los blogs eran lo más. Ahora no eres nadie si no eres youtuber o tienes twitter. Ciertamente debo ser muy de los noventa porque no me imagino exhibiendo mi cara en youtube; o afilando mi ingenio en 280 caracteres.

La idea de cerrar definitivamente el blog también vuelve de manera recurrente con cada parón de actividad bloguera; pero la tristeza que me produce esa simple idea me disuade de hacerlo. ¿Dónde regresaría si lo hiciera? Los lugares no son simples espacios físicos. Fuera de los mapas y de los límites, en los márgenes y las sombras habita la esperanza y lo inesperado. Eso aprendo leyendo a Rebecca Solnit y Alastair Bonnett, dos de mis lecturas de verano. Y el verano es la época ideal para soñar y vivir aventuras, aunque la vida laboral solo nos deje un par de semanas para hacerlo.

He agotado mi primera semana de vacaciones con algún día de playa, piscina y visitas al pueblo. A finales de mes, como un oasis, me espera otra semana de vacaciones. Lástima que, otro verano más, no la pueda compartir con Idgie. Eso me pone de tan malhumor y también triste. Así no hay manera de viajar..! 

Por lo menos el verano ha empezado activo: con conciertos al aire libre, libros nuevos, el refugio fresco de una sala de cine, vida social y muchos planes esperando, de par en par, como cerezas resplandecientes.

7 comentarios:

  1. Las vacaciones son como un oasis donde relajarte y los blogs son como un oasis donde perderse atravesar de las palabras y de la imaginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un oasis en el que no me importaría quedarme para siempre...
      ¡Larga vida a los blogs! ;)

      Eliminar
  2. NI SE TE OCURRA CERRAR EL BLOG.

    Oye, y porqué no te marcas un viaje en plan single? yo lo hice el año pasado y fue de perlas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LO MISMO DIGO, EH?? mientras tú lo mantengas yo haré lo mismo ;)

      Ya me gustaría... pero me daría mucha pena por Id, abandonarla de esa manera (ella no lo haría jaja)

      Eliminar
  3. Me encanta eso de ser muy de los noventa, porque me reconozco mucho en ello. No sólo porque abrí un blog hace poco más de un año, sino porque llevo el mismo corte de pelo desde 1997 y conduzco un coche que acaba de cumplir 22 años (perdón, medio ambiente). No cierres el blog, Hiro, por favor, encontrarte ha sido maravilloso. ¡Diosssss, quiero saber cómo conociste a Id! ¡Miles de besos!

    P.D. Me alegro muchísimo de que tus problemas de salud se quedaran en un susto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los noventa molaban! ( o la nostalgia me los hace recordar así). Me encanta la gente que conserva su primer coche, es tan de los noventa...! jajaja
      Ok, no cerraré el blog mientras haya gente que lo lea, pero tú tampoco cierres el tuyo, eh? los blogs se alimentan unos de otros, mientras resistamos unos cuantos, no morirán.

      Hace tiempo publiqué un post explicando como conocí a Id. He estado buscando, pero no lo he encontrado. Tal vez lo escribí en mi anterior blog (el que cerré a mediados de 2012).
      De hecho la conocí a través de ese primer blog. Ella empezó comentando, y con el tiempo ya pasamos a escribirnos mails. Llegó un punto que estuvimos dos meses escribiéndonos un mail a diario, hasta que finalmente decidimos quedar para conocernos en persona.
      Quedamos en una librería (todo muy romántico jajaja) sin apenas haber intercambiado un par de fotos. Desde el primer momento conectamos tanto, que al día siguiente volvimos a quedar. Entonces yo todavía no vivía en Barcelona, y estuvimos un tiempo manteniendo una relación a distancia hasta que finalmente pudimos irnos a vivir juntas :D
      Es un resumen muy resumen, pero es lo más mágico que me ha pasado en la vida.
      Espero que te haya gustado la historia ;)

      ¡Besos y un abrazo enorme!

      Pd: ¡Muchas gracias! no valoramos lo importante que es la salud hasta que tenemos sustos como ese.

      Eliminar
    2. Sí, me ha encantado la historia y creo que es la garantía de que nunca cierres el blog, jajaja. ¡Viva los blogs!

      Eliminar