sábado, 4 de agosto de 2018

caminaremos por el paso del tiempo


foto: Jacques-Henri Lartigue

Daría lo que fuera por un verano como los de antes, de esos que duraban tres meses y en los que incluso cabían ratos para el aburrimiento. La rutina era levantarse cuando te despertabas, desayunar e ir a la playa. Volver para comer, siesta, leer, salir a pasear y tomar algo cuando el calor ya remitía. Noches al fresco hablando de lo que nos esperaba y mil planes por cumplir.

Esta semana de vacaciones en el pueblo ha sido como volver a un verano de la adolescencia. Regresar a casa de mis padres siempre es un viaje al pasado. Mi antigua habitación, mi cama de antes, los mismos roles familiares de los que intentas huir  inútilmente. 
Mañanas de piscina, lecturas a la sombra, siestas con aire acondicionado... 
Mis sobrinos son casi adultos. Mi relación con ellos va mutando. El otro día salí a tomar algo con mi sobrino el mayor, que ya tiene novia, y mientras yo me tomaba un cerveza él se bebía un cubata. También me he enterado que una de mis sobrinas es bisexual y "está de lío" con otra chica. 

Tengo la sensación que todo cambia pero en esencia sigue siendo lo mismo. En los pueblos el tiempo es circular mientras que en la ciudad me parece lineal. 
Id vendrá a pasar el fin de semana y eso introducirá un elemento de presente que me ayudará a romper el efecto de flashback que he tenido toda la semana. 

Hablando de flashbacks... Estas vacaciones he leído un libro que me ha fascinado: Permagel, de Eva Baltasar (Premi Llibreter 2018). 

foto: hiro

Lo compré medio por casualidad y fue empezar, y no poder parar de leer. Sin duda, el mejor libro que he leído este año. Permagel hace referencia a la parte de la tierra que no se deshiela nunca, pero también es una metáfora sobre la capa que reviste a la heroína del libro. 
Explicado a través de saltos temporales, la protagonista -lesbiana con tendencias suicidas- nos habla de la relación con las mujeres de su vida: madre, hermana, sobrinas, amantes... De la no-maternidad, del sexo, del miedo, de su incapacidad por encontrar su lugar en el mundo y relacionarse con los demás. Pero la mejor baza del libro es esa voz narrativa que seduce con su lenguaje poético, crudo, contundente, con imágenes sorprendentes y de un lirismo, que dan ganas de subrayar frases enteras. Como esta: "La fuerza del miedo es la suma de cada pequeño sueño reducido a polvo".
En muchos momentos me he sentido muy identificada.. Es un libro que desprende verdad.

Permagel formará parte de una trilogía de novelas con protagonistas femeninas. Así que impacientemente esperaré las futuras publicaciones de Eva Baltasar: BoulderMamut, las dos novelas que completarán la trilogía.

¡Os lo recomiendo muy mucho! (creo que ya ha salido la edición en castellano.)


13 comentarios:

  1. El tiempo pasado no vuelve,quedan a modo de recuerdos por eso hay que vivir los momentos como únicos y esas sensaciones se nos quedaran grabadas y alomejor quien sabe no las anhelaremos tanto mañana.
    Gracias por la recomendación del libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene la nostalgia, te hace anhelar cosas que tal vez -en realidad- no desearías. Últimamente estoy muy nostálgica, debe ser que me hago mayor jaja
      Espero que te guste el libro! ya me dirás que te parece ;)

      Eliminar
  2. Vaig tenir 'Permagel' a les mans l'altre dia, però al final vaig contenir el meu impuls, pensant que tinc un munt de llibres a mitges o per començar. Per cert, ma mare va devorar 'La memòria del arbre' i li va encantar. Gràcies per la recomanació! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si veiessis la pila de llibres que tinc pendents o a mig llegir.... Si vols ja et deixaré Permagel (bé, quan me'l torni la Nosu jaja)
      Sí??!! li va agradar?? me n'alegro! és un llibre molt maco :D Espero que la felicitessis de part meua ;)

      Eliminar
  3. Pues ya me dejarás el libro.... porque se me iba de precio para lo que me va a durar! justo jei también me habló de él, así que entre tanta recomendación positiva no me queda otra que leerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Libro dejado! Chas!! jaja ¿has visto que rápida? ;D Ya lo comentaremos cuando lo termines. Espero que tanta expectativa no haga que te decepcione...

      Eliminar
    2. Me lo vaya acabando, señorita Nosu, que he hecho una reserva en la Bibliohiro... XD

      Eliminar
  4. Me viene genial el libro porque llevo un tiempo desmotivada con la lectura y me apetecía probar con algo diferente. Espero encontrarlo. Me pasa lo mismo cuando voy a casa de mis padres y es extraño porque una parte de mi desea irse y otra volver a ser una niña y vivirlo como lo vivía entonces. Recuerdo con nostalgia aquellos veranos de colegio incluso universidad en los que tenías ganas de que se acabarán por ver lo que venía por delante. Disfruta de Id. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás que te ha parecido el libro. De hecho, volveré a releerlo pronto porque es el libro propuesto en el club de lectura en el que participo.
      Yo también tengo esos sentimientos encontrados cuando vuelvo a casa de mis padres, supongo que eso es la nostalgia.
      Gracias por comentar ;)

      Besos

      Eliminar

  5. No sabes lo que he disfrutado leerte
    gracias

    (y gracias por la recomendación también)

    p.d. yo echo de menos que cuando vuelvo a casa de mis padres los roles fueran los mismos que antes para tod@s.
    (o igual no sé amoldarme a las nuevas tiranías)
    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias begusa! :)
      Ojalá tuviera más tiempo para actualizar y leer blogs (lo añoro).
      Espero que te guste el libro tanto como a mí ;)

      Besos!

      Eliminar
  6. Me has recordado mucho a mi este verano, que fui de vacaciones al pueblo y fue un poco caótico todo. Es como volver a los años 80 mientras buscas un botón de actualización que no aparece por ninguna parte... lo mio es la ciudad, sin duda.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los pueblos el tiempo discurre de una manera diferente, y más todavía sí vuelves a casa de tus padres, para los que parece que siempre serás una niña.
      Yo también me consideraba más de ciudad, pero ahora empiezo a tener dudas.

      Petons :)

      Eliminar